Pecho fríos: cuando la camiseta no toca el corazón

La historia de los nombrados pecho fríos o pechugas frías (sí, así como las que venden congeladas en los supermercados) puede remontarse a la historia de la humanidad misma. Cientos de compatriotas, que en el momento justo son llamados a responder desisten, se desaparecen, se pierden y no afrontan sus responsabilidades (al mejor estilo de Zapp Brannigan en la serie Futurama), pueden ser contadas como muchas, pero en esta ocasión hablaremos de los denominados Pecho Frío en el fútbol.

Cuando alguien habla de un jugador pecho frío no se refiere a que el jugador se haya depilado los pectorales, ni mucho menos a que sea una roca que no sonríe ni a palo (como el caso del inglés Wayne Mark Rooney), sino que nos referimos a su nivel futbolístico y por llamarlo de alguna manera “casta”, a la hora de afrontar momentos de gran responsabilidad, situaciones donde el equipo lo necesita y no aparece, o simplemente está desentendido del juego, haciendo muy poco o nada por el equipo.

En una definición más formal, si existiera esta en un diccionario, sería algo como esto: “Se borra en las difíciles. Querer hacer pausas cuando se necesita vértigo. Mandarse macanas sistemáticamente en partidos definitorios. Prodigarse en el campo sin que se note. No correr los pases si estos no vienen al pie. Buscar el lucimiento personal en desmedro del equipo. Tener condiciones para ser un gran jugador y quedarse en promesa. Creérsela. Arriesgar la pelota inútilmente. Sacarse la pelota de encima jugando siempre de primera, aun cuando el rival más próximo este a 100 metros. En los partidos fáciles o contra equipos chicos se es siempre figura y en los clásicos ni tocarla. Se destaca siempre en los amistosos, pero no alcanza el mismo nivel en partidos de campeonato. Hablar de más antes de los partidos y no corresponderse luego en el desarrollo del mismo. Si es delantero hace siempre goles que no cambian partidos o no perfilan el desarrollo del mismo (el 3ero de un 4 a o, nunca el primero). En definiciones por penales, se niegan a patear. Juegan en un pequeño espacio del campo y mucho de allí no se mueven” (Fuente: Blog Los Mas Pecho Fríos).

Ya bien lo ha dicho el buen Federico García Lorca: “El hombre famoso tiene la amargura de llevar el pecho frío y traspasado por linternas sordas que dirigen sobre él los otros”, lo cual nos lleva a pensar en que el proceso de pecho frío no viene desde la cuna, sino que muchas veces este estado se alcanza cuando se ha llegado (o se supone que se ha traspasado) una madurez futbolística, que por lo general termina en fracaso o en el mejor de los casos, en el olvido. Esto hace que muchos jugadores vendidos como promesas terminen siendo un karma para su equipo, un tormento, un elemento nocivo y desesperante, que sólo aporta problemas, incertidumbre para los entrenadores, y que se vuelve un agujero negro para los técnicos, pues no sabrá a ciencia cierta cómo responderá en uno o en otro partido, ni se tendrá certeza de la calidad de dicho jugador.
Tomando como base nuestra teoría pechofriística, veremos varios ejemplos de jugadores que perfectamente cumplen con dichos cánones y explicaremos el porqué en sus actuaciones más recientes del fútbol entrarían en esta nefasta categoría de futbolistas:

1. Juan Román Riquelme (Club Atlético Boca Juniors, Argentina).

Sin duda alguna Juan Román ha sido catalogado como pecho frío, no solamente por su carácter de poca emoción y amor por la camiseta, sus múltiples reacciones en el estanco, sino además por sus últimas intervenciones en la cancha, las cuales han dejado mucho qué desear. Boca Jrs ha pagado una fortuna por su regreso, pero luego de su lesión y su extendida recuperación, su nivel ha sido paupérrimo, a pesar de tener dotes futbolísticas que en el pasado le valieron el apelativo de crack. Este gran pecho frío, se encuentra entre los responsables de haber dejado a su equipo viendo las malas, sin copas internacionales para competir el próximo año y tratando en muchas ocasiones de arreglarla con dos jugadas, pero no ha sido suficiente.

2. Cristiano Ronaldo (Real Madrid Fútbol Club, España)

En muchas ocasiones este jugador portugués ha sido la comidilla de la prensa en acciones extrafúbolísticas, escándalos y alborotos dignos de una estrella de rock, pero no de un astro del fútbol. El otrora jugador glorioso del inglés Manchester United, ahora se debate en un asunto netamente “pechofriístico”. Teniendo como base sus pobres actuaciones en el Real Madrid, club que tiene entre sus haberes una de las nóminas de clubes más costosas de la tierra y además se clasifica como club más poderoso, su rendimiento en muchos partidos ha sido perverso, desaparece por completo de los partidos (a pesar de haber sido el goleador de la liga) y simplemente en los clásicos con Barcelona Fútbol Club (sacando de tajo la final de la Copa del Rey 2011) desapareció completamente dejando casi abandonado a su equipo en la derrota. Un digno llamado a ser pecho frío.

3. Fernando Torres (Chelsea Fútbol Club, Inglaterra)

Este gran artillero jugador inicialmente del Liverpool decidió hacer el movimiento que más pueden odiar los hinchas de un equipo: cambiarse para el equipo rival de patio. Ese día en Anfield llovieron camisetas incendiadas con su número a cuestas, nadie quería saber de él y parecía que esta historia sería una más de amores y odios del fútbol. Pero la suerte fue otra para El Niño (que es apodado así por sus facciones de adolescente a pesar de sus 27 años), ya que al llegar al Chelsea Fútbol Club, su desempeño ha sido penoso, y en 17 partidos sólo anotó un gol en la temporada pasada. Movimientos lentos, torpes, y una actitud muy lejana a sus actuaciones que lo convirtieron por muchos años en el símbolo, pasaron fugazmente casi al olvido.

4. Macnelly Torres (Club Atlético Nacional, Colombia)

Los hinchas del Club Atlético Nacional comenzamos a soñar con las gestas de nuestro gran 10 Alexis García, quien en la década de los 80 y 90 era el motor de nuestro equipo, llevándonos a conseguir títulos tanto internacionales como en el ámbito local. Pero la suerte fue otra cuando de Colo-Colo de Chile embarcaban por la puerta trasera a quien suponíamos, sería nuestra gran contratación (la contratación más costosa en la historia del fútbol colombiano registrada hasta ahora con una opción de compra por US$2.2 Millones).

Pases desafortunados, a pesar de sus grades asistencias que nos llevaron a conseguir el título y aportando en varias ocasiones para el goleador de la liga (Carlos Rentería), no brilló, así de simple: En un clásico no anotó un penal el cual pondría nuestro equipo con una ventaja más abultada sobre el final del partido; fue pateado sin ganas, así como la forma en que cobró su penal en la final del fútbol colombiano de este semestre, un débil y predecible remate, el cual por fortuna no malogró nuestro título. En partidos claves para el club este semestre como el juego contra el Once Caldas en Manizales, Tolima en Ibagué, Millonarios en Bogotá, en los cuales pesaba su gran responsabilidad desapareció por completo, dejando al verde con un vacío lamentable en el centro del campo y optando por otras opciones para buscar resultados, poco conseguidos de visitantes; sin embargo al momento de celebrar el título fue uno de los que más se vanaglorió con su consecusión, así como lo consiguió con su bajo nivel en Colo-Colo, pasando y posando como estrella que relucía previamente en el Cúcuta Deportivo, de lo cual ya queda poco.

Si usted aún se pregunta qué es pecho frío, lo invito a realizar el siguiente ejercicio: imagínese a su jugador de confianza con la mano derecha en el corazón y portando la camiseta de su club. Si usted siente que ese jugador no deja nada en la cancha a pesar del ruido publicitario que pueda generar, de sus escándalos, de sus declaraciones, de su conducta o de su forma de ver y sentir el fútbol, puede dar por seguro que ese jugador cumple con la norma.

Tags: , , , , , , , , , ,

One Response to “Pecho fríos: cuando la camiseta no toca el corazón” Subscribe

  1. risapito febrero 21, 2012 at 11:00 pm #

    Cuál pechifrio macnelly, si hubo alguien que aportó al último título de nacional fue él, y los partidos de copa ni se diga

Deja tu comentario

La recarga

/>Un Comic de Daniel Isaza.

Alejo García y El Maquinista: Latente en el aire [Multitoma]

Después de muchos intentos e invitaciones para grabar un multitoma con el cancionista, Alejo García, nos encontramos en un barrio […]

Hacemos lo mismo

Un Comic de Daniel Isaza.

María Vanedi: Que te revuelva [Multitoma]

Es la segunda canción que tiene versión con Andrea Echeverri que grabamos sin Andrea. “Que te revuelva” cantada en una […]

Fin del mundo

Un Comic de Daniel Isaza.

Duneshka: Tangos de Granada [Multitoma]

Una persona muy linda llamada Duneska movió cielo y tierra para lograr hacer un [Multitoma] con Todoloquehay. Y después de meses de juntar las cosas para el milagro, en el parque La Presidenta en Medellín, salió una poderosa puesta en escena que nos llevó a otro mundo. Y esperamos que a ustedes también. La canción se llama: “Tangos de Granada”.