Lo feo no quita lo verraco

Yo puedo ser gordo, calvo y bajito, pero no soy güevón

Dr. Henríquez, en la finca.

Martes de cine colombiano. ‘Gordo, calvo y bajito’, película animada, con la animación dibujada sobre los actores (Como Blancanieves, la de Disney), y esperando que no fuera una de esas películas que relatan el ‘folklore’ urbano colombiano con la hilaridad de conversación de cantina.

Raro entrar a una sala de cine en el Centro Colombo americano y verla medio vacía. Dos mujeres al frente mío, alguna gente en los palcos… Y nadie más.

Era imposible no pensar en un dicho de mamá cuando se queja de uno: ‘Es que sumercé me hace la vida de cuadritos’. La vida de Antonio Farfán ni en dibujitos era mejor. Además de los mencionados atributos, tiene un hermano abusivo, trabaja con un ‘bully’ y dos corruptos, es vecino de un liberal senil, y es tímido. Muy tímido.

A mí, Farfán no se me hace distinto a la gente común y corriente. A medida que pasaban las líneas trémulas de la animación pintada a mano sobre la película, veía a la gente que no tiene plata y le toca trabajar todos los días, que le toca no dejarse joder de nadie para poder vivir tranquilo.  O sea: lo que llamamos ‘El colombiano de a pie’.

Y no es porque todos seamos gordos, calvos o bajitos físicamente hablando. A veces nos queda grande la vida, porque  no siempre tenemos lo que se necesita para ser los ganadores. El problema es cuando nos hacen creer que por ello no somos sujetos de respeto o de ser tenidos en cuenta, y por alguna razón tenemos que ser estrellas en todo lo que hacemos.

Curiosamente entra en escena otro gordo, calvo y bajito. Notario, como el jefe churro que se va. Menos churro, lo que significa igual de tímido, pero oh sorpresa.

A uno le enseñan que tiene que ser bonito para ser exitoso. Le enseñan que la plata tiene que notarse. Que si uno no tiene mujer e hijos para cuando tenga cuarenta no es nadie en la vida.  Y estoy hablando de los hombres, porque con las mujeres es otro cuento.

Fue relajante ver a este par de gordos, calvos y bajitos, que ya había visto juntos en ‘Pedro el Escamoso’ con Sandra Reyes, a quien recuerdo más por la que considero la mejor serie de televisión en Colombia y Jairo Camargo, contar esta historia ser uno mismo… y aprender a vivir con ello.

Regresar a la casa en la noche en semana, caminar por el centro de Medellín, y pensar… El retrato que me hizo la mona quedó más bonito que los dibujos de la película, y en ese se me nota que me estoy quedando calvo. Y Farfán se me parece mucho a George Costanza, un gordo, calvo y bajito internacional, que no tuvo tan buen fin como el de acá.

Tags: , , , ,

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

John Hatch en el foro de Banca Comunal [De Roches]

Teníamos en nuestro archivo del año 2009 a John Hatch, economista y consulto, un hombre que ha intentado de muchas maneras de terminar la pobreza de manera real. Por eso este “De roches” es importante que este online y no se quede en los archivos.

Chucho Mejía [De Roches]

A Jesús Mejía, Chucho, durante más de 9 años lo grabamos en muchas ocasiones. Una de esas grabaciones fue en el 2008. Estábamos en El Paraíso, en Cocorná, y Chucho, vestido de Taita lee, declama y recita.

Donald Trump

Un Comic de Daniel Isaza.

Vamos Chape

Un Comic de Daniel Isaza.

Barrio El Naranjal (3)

Véase también: Barrio El Naranjal (2) Barrio El Naranjal (1) Un Comic de Daniel Isaza.

Proceso de paz