No me vengan con lo que es del Papa

“-¿Cuál es su trabajo?
-¿Que qué hago? Soy actor. Actor de teatro”

Su Santidad en consulta con la psicóloga

Cambia, todo cambia’, retumba en los muros de la Basílica San Pedro, y las calles del Vaticano. Canta una mujer menos ancha que Mercedes Sosa, y los escucha un viejito tierno como abuelo de postal, mientras siente la caricia del Sol sobre su cara.

El viejito tierno acaba de ganar una de las elecciones más antiguas de la tierra: el derecho a sentarse en el Trono de San Pedro.

¿Y si entre todos los destinados a ser los Primeros Siervos del Señor, no estuviera el llamado a portar el Solideo? Es la pregunta que hace en esta película el italiano Nanni Moretti (Querido Diario, Il Caimano), en donde el miedo a la atención, la astucia para ocultar la crisis, el encuentro entre lo divino y lo humano son contados con el humor como encuadre.

El Poder, ¿Para qué? El personaje interpretado por Michel Piccoli (El discreto encanto de la burguesía de Luis Buñuel; Los techos de París, de Hiner Saalem) respondería: ‘El Poder, para aquel que quiere Poder’. El hombre llamado a ser el representante de Dios en la tierra busca, por fuera de la Iglesia, una razón para llevar a cabo su trabajo.

Y, en los corredores de un hotel, un Papa sin nombre encuentra a Dios y a su profeta, un actor, en cuya homilía de diálogos del teatro clásico ruso recuerda su primera vocación, lo que prueba que son las cosas que te hacen feliz las que te acercan a Dios. Aunque Él lo diga de otra forma.

No es fácil preguntarse si aquellos que se ocupan de gobernar diversos destinos están seguros de querer ejercer tales menesteres como su verdadero llamado, sin responder con apologías o diatribas. Sin embargo, conozco varios ejemplos, recientes, de que es posible.

Hipatia se pregunta, con el cielo de Alejandría en su cara, si su vida será, en definitiva, la Academia. Miranda decide que su vida es ‘Runway’, a pesar de que pocos entiendan su pasión. Isabel II entiende que aquella Majestad suya por derecho propio, será perseguida por su misma naturaleza. La pasión y la capacidad de generar cambios, como las patas y el respaldo del trono.

Vuelve a faltar el Mayordomo, pero hay un Guardia que se da la vida de actor principal en el Vaticano durante unas horas, quien también espera el regreso de Su Santidad.

Y aunque no soy Dios en la materia, éstas son, pues, hermanos, algunas palabras sobre esta película. Dichosos los que irán a verla.

Tags: , , , ,

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

María Vanedi: Que te revuelva [Multitoma]

Es la segunda canción que tiene versión con Andrea Echeverri que grabamos sin Andrea. “Que te revuelva” cantada en una […]

Fin del mundo

Un Comic de Daniel Isaza.

Duneshka: Tangos de Granada [Multitoma]

Una persona muy linda llamada Duneska movió cielo y tierra para lograr hacer un [Multitoma] con Todoloquehay. Y después de meses de juntar las cosas para el milagro, en el parque La Presidenta en Medellín, salió una poderosa puesta en escena que nos llevó a otro mundo. Y esperamos que a ustedes también. La canción se llama: “Tangos de Granada”.

(…)

Un Comic de Daniel Isaza.

Brasil 2014 según su clase social

Un Comic de Daniel Isaza.

Enrique Vargas y conjunto: Recuerdo a mi viejo barrio [Multitoma]

Como la mejor manera de suavizar las penas es cantando, Enrique Vargas y su conjunto en pleno barrio, con las dificultades propias de hacer un montaje a todo un conjunto en plena lluvia, nos regalaron para la posteridad el himno de El Naranjal: Recuerdo a mi viejo barrio.