No me vengan con lo que es del Papa

“-¿Cuál es su trabajo?
-¿Que qué hago? Soy actor. Actor de teatro”

Su Santidad en consulta con la psicóloga

Cambia, todo cambia’, retumba en los muros de la Basílica San Pedro, y las calles del Vaticano. Canta una mujer menos ancha que Mercedes Sosa, y los escucha un viejito tierno como abuelo de postal, mientras siente la caricia del Sol sobre su cara.

El viejito tierno acaba de ganar una de las elecciones más antiguas de la tierra: el derecho a sentarse en el Trono de San Pedro.

¿Y si entre todos los destinados a ser los Primeros Siervos del Señor, no estuviera el llamado a portar el Solideo? Es la pregunta que hace en esta película el italiano Nanni Moretti (Querido Diario, Il Caimano), en donde el miedo a la atención, la astucia para ocultar la crisis, el encuentro entre lo divino y lo humano son contados con el humor como encuadre.

El Poder, ¿Para qué? El personaje interpretado por Michel Piccoli (El discreto encanto de la burguesía de Luis Buñuel; Los techos de París, de Hiner Saalem) respondería: ‘El Poder, para aquel que quiere Poder’. El hombre llamado a ser el representante de Dios en la tierra busca, por fuera de la Iglesia, una razón para llevar a cabo su trabajo.

Y, en los corredores de un hotel, un Papa sin nombre encuentra a Dios y a su profeta, un actor, en cuya homilía de diálogos del teatro clásico ruso recuerda su primera vocación, lo que prueba que son las cosas que te hacen feliz las que te acercan a Dios. Aunque Él lo diga de otra forma.

No es fácil preguntarse si aquellos que se ocupan de gobernar diversos destinos están seguros de querer ejercer tales menesteres como su verdadero llamado, sin responder con apologías o diatribas. Sin embargo, conozco varios ejemplos, recientes, de que es posible.

Hipatia se pregunta, con el cielo de Alejandría en su cara, si su vida será, en definitiva, la Academia. Miranda decide que su vida es ‘Runway’, a pesar de que pocos entiendan su pasión. Isabel II entiende que aquella Majestad suya por derecho propio, será perseguida por su misma naturaleza. La pasión y la capacidad de generar cambios, como las patas y el respaldo del trono.

Vuelve a faltar el Mayordomo, pero hay un Guardia que se da la vida de actor principal en el Vaticano durante unas horas, quien también espera el regreso de Su Santidad.

Y aunque no soy Dios en la materia, éstas son, pues, hermanos, algunas palabras sobre esta película. Dichosos los que irán a verla.

Tags: , , , ,

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

Barrio La Cascada, Medellín [Sala de Reacción]

La Cascada es un barrio de la ciudad de Medellín-Colombia que tiene más de 50 años de historia, pero actualmente sus casas se están derrumbando por problemas que han sido incentivados por obras públicas y privadas.

Tubará: Dicen [Multitoma]

un integrante de la Casa Creativa nos presentó a unos amigos, que algunos son del municipio de Tubará, Atlántico, y ahora operan y viven en Barranquilla, y hacen reggae.

Quieren vibrar más y de muchas maneras, mezclando el reggae con otros aires y sabores. Por eso es que suena tan rico “Dicen”, que fue grabado en un parquecito en el sector de El Estadio, en Medellín.

Entrevista a David Dellenback, San Agustín- Colombia [De Roches]

Hace poco visitamos San Agustín, en el Huila, al sur de Colombia, y en medio de los problemas y maravillas de los días, logramos entrevistar a David Dellenback, un americano más colombiano que nosotros, que se volvió experto en una cultura y un arte ancestral, y que tiene una visión única de la antropología y arqueología que se practica en el país.

¿Hoy no había ciclovía?

Un Comic de Daniel Isaza.

La recarga

Un Comic de Daniel Isaza.