Violencia de género

Medellín es un valle que ha llorado muchas lágrimas de sangre durante mucho tiempo. Más de veinte años han cubierto de terror las calles y se ha visto violencia de todo tipo. Una de ellas, la que hubo por los radicalismos en la música entre punkeros y metaleros. Violencia que acabó con la vida de muchos y que al día de hoy no se ha vuelto a ver.

Escribo esto no para alegar que hoy en día han vuelto esas épocas, no. Sino porque a raíz de ciertos comentarios ocurridos en la web, con memes y otras cosas, algunos se sintieron ofendidos y otros se sintieron capaces de ser quienes juzguen qué es rock y qué no es rock en la vida.

Calle 13, el grupo puertorriqueño que hoy en día goza de muy buena fama en el mundo y en nuestra ciudad aún más por el cariño que le han expresado y que la misma ciudad les ha devuelto, algunos alegan que no es rock porque tienen mezclas de rap, música latinoamericana, reggaetón, entre otras. Y sí, puede que no sea musicalmente Rock, ¿pero líricamente no lo es?

Cuando el rock salió a la luz pública, por allá en el 54, no era nada de este trascendentalismo que hoy encontramos en los “rockeros”. Es más, era una mezcla de soul, blues y jazz que salió muy bien hecha y la verdad, no cantaba nada más que una bobada. Luego apareció el ícono, ese señor de copete gigante, jeans ajustados, camiseta blanca, chaqueta de cuero, que con su guitarra y su cigarrillo decidió cantarle a su madre en primera instancia y a sus vivencias de joven en la guerra y en un país cambiante y se hizo rockero por mover las caderas. Hoy todos lo llaman Rey, pero tal vez nadie sabe por qué.

Podemos seguir escalando y muchas propuestas pueden pasar. Muchos artistas, muchas cosas, desde bandas de gran trayectoria hasta bandas que apenas nacen y tratan de mezclar ritmos para cantar algo.

El arte, ese señor de donde se desprende la música y que luego de un cansancio del purismo de las voces afinadas y los instrumentos tocados con sutileza, dio origen al Rock, es una cosa subjetiva, que desde usted señor que está leyendo esto y le gusta cualquier género de música y odia la pintura, hasta el señor que ama la pintura y no le gusta la música, juzga como quiera.

Pero el juzgar no puede ahondar en la violencia, en los problemas de radicalismos que vuelven a encontrarse en la ciudad, donde unos dicen qué es rock y qué no. Donde si introduces trompetas, lo mezclas con merengue y haces una canción, no es rock. Entonces de ahí saldrían bandas de latinoamérica, que es donde más se ven estas mezclas que tanto odian esos puristas del rock, de las guitarras distorsionadas, las voces rasgadas, los bajos bombardeantes y las baterías a toda velocidad y que cuentan con muchos seguidores y que han puesto a mover el bote a muchos de esos que tanto juzgan a Calle 13.

¿O que alguno diga que no ha sentido suya una murga de Bersuit? ¿O que no ha cantado Vasos Vacíos de los Fabulosos Cadillacs hasta quedarse sin voz? ¿O que Rabanes no lo han puesto a bailar? Es más, vámonos al ambito nacional, que con Doctor Krápula no ha bailado “Qué tristeza ni que ocho cuartos” o “El butaco”.

Lastimosamente, para esos puristas del rock, ese género, del man que movía las caderas, llamado Elvis, acá sus más parecidas expresiones fueron Sandro y Oscar Golden. Y si nos vamos a poner a discutir sobre qué es rock y qué no es rock, yéndonos a las raíces, creo que en las guitarras afiladas y las voces rasgadas no lo vamos a encontrar, solo porque esto es un pedacito del rock. Ya que para acabar de ajustar, el rock se hizo cultura, cultura contestataria, más que música, el rock se hizo vivencia más que música, el rock se hizo letra más que música, se hizo revolución. Y por eso aunque para ustedes, puristas del rock, ni Calle 13, ni Inti Illimani, ni Victor Jara, ni Ruben Blades, hasta el mismo Bob Dylan, sean ese reflejo de su música duro, que a veces ni se entiende, para otros rockeros, esos que ustedes no consideran dentro del género, por tocar esa música mezclada con tropicalismos y cosas de moda, porque el rock es rock para quien lo sienta, seguirán siendo rock e irán con su camiseta negra a verlos tocar, porque lastimosamente señores, esos que los apoyan, entendieron que el rock va más en el mensaje, en la revolución, en la vida, que en la misma música, porque al fin y al cabo, a miles de años de haber creado la música, hoy en día ésta se transforma tanto como la energía y puede hacer el género que ustedes quieran, así lo quieran violentar.

Así que no violente la música de otros y simplemente no la escuche, pero no crea que usted tiene la última palabra y trate de imponerla como el mandato de dios.

Tags:

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

Me Van a Expropiar!

John Hatch en el foro de Banca Comunal [De Roches]

Teníamos en nuestro archivo del año 2009 a John Hatch, economista y consulto, un hombre que ha intentado de muchas maneras de terminar la pobreza de manera real. Por eso este “De roches” es importante que este online y no se quede en los archivos.

Chucho Mejía [De Roches]

A Jesús Mejía, Chucho, durante más de 9 años lo grabamos en muchas ocasiones. Una de esas grabaciones fue en el 2008. Estábamos en El Paraíso, en Cocorná, y Chucho, vestido de Taita lee, declama y recita.

Donald Trump

Un Comic de Daniel Isaza.

Vamos Chape

Un Comic de Daniel Isaza.

Barrio El Naranjal (3)

Véase también: Barrio El Naranjal (2) Barrio El Naranjal (1) Un Comic de Daniel Isaza.